domingo, 23 de noviembre de 2014

Hallazgos: Los amigos del desierto


Acabo de volver de un fin de semana de retiro contemplativo intensivo, organizado por " Los amigos del desierto", en Los Negrales.

Ha sido una experiencia muy gratificante y muy fecunda , por ello no quería dejar de compartirlo. 

Tanto yo, como el resto de los asistentes ( éramos un grupo de cuarenta personas), habíamos llegado allí tras conocer a Pablo D´ors y haber leído su Biografía del silencio. Un breve ensayo sobre la meditación que ha sido un éxito editorial y que acaba de alcanzar la décima edición. Entre los asistentes había médicos, psicólogos, enfermeras,  ingenieros, creyentes, gnósticos...Todos unidos por el mismo anhelo: la búsqueda. 

La Biografía del silencio, es de esos pocos libros que consiguen cambiarte la vida. A mi al menos me transformó. Su lectura fue determinante para iniciarme en la meditación. 

Pablo D´ors, es una de las personas más magnéticas e inspiradoras que he tenido la suerte de conocer.  Pablo es cura, pero no es un cura al uso. Y no es diferente por que sea: escritor, discípulo zen, capellán del Hospital Ramón y Cajal o consejero cultural del Vaticano ( por expresa designación del Papa Francisco) ; sino  porque es casi un milagro encontrar una persona religiosa con una visión tan integradora, tan alejada del dogma y que viva la vida con tanta alegría como Pablo. 

Mi amiga Carmen y yo bromeamos diciendo que Pablo es como los Beatles o los Rolling de los cristianos. Causa furor. Su secreto radica en creer en lo que predica. Su mensaje va dirigido  a cristianos, budistas, místicos, gnósticos o agnósticos; gente espiritual en definitiva.. habla con la convicción de que unos le llaman Dios, otros el ser, el misterio o la fuente... pero que todos hablamos de la misma cosa. 

Creí que no iba ser capaz de aguantar las sentadas, pero ha sido bastante más asequible de lo que pensaba. Había una serie de consignas: guardar silencio durante todo el fin de semana, no leer y apagar el móvil . He cumplido casi todo...

Me ha resultado muy interesante la fraternidad que se ha creado en el grupo sin haber hablado entre nosotros ( hasta la comida del último día). Pablo nos ha aclarado que lo que se había generado era una comunión espiritual. El silencio es a menudo mucho más elocuente que las palabras. 

Celebramos una emotiva eucaristía, muy parecida a la que debieron celebrar las comunidades cristianas primitivas. Fue un acto precioso y lleno de emoción.

Pablo nos ha enseñado tanto este fin de semana, que podría escribir diez entradas sobre sus magistrales charlas. Sobre todo, lo necesario e importante que es el silencio como bálsamo para curar las heridas del alma; la importancia de la meditación para vivir de una forma atenta y perceptiva. Y los frutos de su práctica:  claridad, discernimiento y alegría.  Esta al alcance de todos, pero solo los que perseveran consiguen atisbar ese edén, que todos llevamos dentro. 

Os animo a leer la biografía del silencio, a los que no la hayáis leído. Los que queráis conocer a Pablo o asistir a uno de sus retiros o grupos de meditación, podéis solicitar información en: losamigosdeldesierto@gmail.com















5 comentarios:

Enrique Linares dijo...

Violeta Dávila, me apunto al siguiente!

Anónimo dijo...

Qué maravilla Violeta. Un beso, Jose

violeta davila dijo...

Te encantaria Enrique...

violeta davila dijo...

Gracias por leer el post Jose. Un beso

ONDA dijo...

Yo hice uno anterior en Segovia y comparto todo lo que dices de haber encontrado a un guia espiritual de verdad
Antes hice uno de los cursos de iniciacion y ahi fue donde conoci a Pablo en marzo de 2014. Y es como nacer de nuevo, como un segundo bautismo en mi caso a los 50. Yo tambien dedique una entrada hablando de la experiencia amigos del desierto Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...