viernes, 12 de septiembre de 2014

Reunión con Fernando Sánchez Dragó

Ayer tuvimos la inmensa suerte de contar con la presencia de Fernando Sánchez Dragó en el club. Conocí a Dragó el año pasado en los encuentros que organiza sobre espiritualidad y literatura ( http://www.encuentroseleusinos.com/). Asistí  por acompañar a mi amiga Carmen  y  con pocas ganas ( no me reitero en esta historia que ya lo he contado en alguna ocasión y no quiero aburrir). Tal y como me recuerda Carmen, yo era una eleusina sin saberlo. 

Gracias a Dragó  he tenido la ocasión de conocer "sin tarima" a personajes tan inspiradores como Pablo D´ors, David Jimenez, Aute, Gaona, Francisco Lopez-Seivane, Ramiro Calle o  Andres Trapiello  ( me perdí a Escohotado con gran dolor).

Cuando de forma casual salió a relucir que tenía un club de lectura, Fernando se ofreció a venir a visitarnos. Algo abrumada, le tomé la palabra. 

Confieso que he pasado bastantes nervios previos a la cita. Influyó que en un primer intento Dragó  apuntase mal el día, y yo recibiese desde Sri Lanka  un mensaje suyo diciendo que estaba en el portal de mi casa. 

Mis nervios se desvanecieron una vez que  empezó a hablar. Es en ese momento en que uno lo escucha en directo cuando se desploman todas las ideas preconcebidas alrededor del "personaje". Dragó es como Scheherezade, tiene un don para contar historias y consigue mantener la atención del público más allá de los limites verosímiles. Es casi imposible no sucumbir ante su verbo. A pesar de sus dotes de trovador, él lo tiene claro, solo admite que le definan como "escritor" y/o "viajero".

 Dice, que en las distancias cortas no tiene enemigos, y, aunque suene algo pretencioso, creo que se ajusta a la realidad, puesto que lo que a priori llama mucho la atención es que es verdaderamente simpático. Quizá el adjetivo que más fielmente le defina sea el de "encantador". 

Empezó su charla con una cita memorable de Maria Zambrano " Hay cosas que no pueden decirse, y es cierto. Pero lo que se tiene que escribir es lo que no se puede decir". La cita define bien al personaje en el que se esconde Fernando, quien a pesar de ello se siente incómodo con la etiqueta de "provocador" y se excusa en que las provocadoras son sus ideas no él. 

Nuestro invitado nos contó que sólo le interesa la literatura “egográfica” y su obra es fiel reflejo de ello. Como alguien en la reunión dijo, quién iba a pensar escribir sobre la vida de otro, teniendo una vida como la que ha tenido Drago. Es imposible transcribir en estas líneas todo lo que nos contó el otro día. Además hay temas de los que hablamos que serían censurados por el gran público. Pero no puedo dejar de hacer mención a algunas de sus anécdotas, todas verdaderamente hilarantes, como el día que conoció a Hemingway en el entierro de Baroja o la de su arresto domiciliario en casa de sus padres en sus tiempos de líder comunista ( era un niño bien, y por eso se libró de mayores) , con los grises jugando al mus en la puerta, y una novia italiana escondida debajo de su cama. 

Inevitablemente nos habló sobre sus viajes, y cómo eran la India, Camboya,Bután o Bali en los años 60. Lo que en Asia  vivió se encuentra, con algunas licencias literarias, en su libro El camino del corazón,  que es según el proverbio el que hay que seguir cuando uno se encuentre entre varios caminos, ya que " quien que escoge el camino del corazón no se equivoca nunca". 

Poco a poco Fernando se fue haciendo con el público asistente, el hechizo había surtido efecto. Los viajes, las mujeres, la literatura ( sobre todo la literatura) , el alma, las drogas... prácticamente nada quedo sin cubrir. Y aun nos quedamos con ganas de más....

Soy consciente de que Dragó tiene muchos detractores, es lo que tiene la belicosa verdad. A mí antes de conocerle no me despertaba muchas simpatías. Pero el personaje que los medios han construido, a base de titulares incendiarios, es eclipsado en el directo por el hombre de letras, de historias, de cultura...

Fue una noche mágica, hasta la luna lucia especialmente. Gracias a Sisi y a Jandro por prestarnos su casa y por ejercer como perfectos anfitriones. Y gracias a Fernando por su generosidad, a Javi y a Clara por ser como son. A las chicas del club, agradecerles que hayan hecho ESTO posible. 













  


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un encuentro verdaderamente especial. Viajamos sin viajar! Gracias. MG

violeta davila dijo...

A ti ! En Octubre seguimos....

Anónimo dijo...

Violeta un encuentro.genial y un resumen de lo que pasó perfecto. Tienes madera de trovadora. Como siempre gracias por todo!!!! Carmen

davila asociados dijo...

Que envidia ¡¡¡ Me hubiera encantado estar aunque la verdad con el relato de Vloleta casi lo he vivido yo también. Muy bien Contado ¡¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...